as
Los Schnauzers se han presentado a lo largo del tiempo en una gran cantidad de colores, ya que durante el siglo
XIX, la norma racial sólo indicaba que tuvieran el pelo largo y duro, característica que se conserva en la actualidad
para estas tres razas, un pelaje con dos capas, una interna lanosa y otra externa de tipo “alambre” que casi no se
muda, lo cual disminuye las reacciones alérgicas de las personas hacia el pelo de los perros; sin embargo,
después de la Segunda Guerra Mundial, la amplia gama de color en los Schnauzers se redujo, no tanto por razones
de salud, sino principalmente por cuestiones políticas y de preferencias de algunos grupos.

El Schnauzer Estándar se limitó desde sus orígenes al negro y sal y pimienta, aunque de vez en cuando aparece la
combinación de azul y bronce, la cual es indeseable, pues indica tendencia a problemas de la piel.
El color negro debe ser sólido, tanto en la capa de pelo interna como en la externa, siendo aceptable la presencia
de una pequeña mancha blanca en el pecho. La pequeña mancha blanca en el pecho (admitida por la norma
racial), o manchitas blancas en las puntas de los dedos e inclusive una pequeña mancha blanca en la barbilla de
algunos perros negros, no tienen nada que ver con que éstos sean o no portadores del gen productor de perros
blancos. El sal y pimienta se trata de una combinación de color blanco y negro, separados en un solo pelo, lo que
se denomina como “pimentado”, con una capa interior gris, lo que provoca a corta distancia que las zonas
pimentadas se vean de un color sólido. Los tonos de sal y pimienta aceptados van desde el gris acero hasta un gris
casi plateado, aunque, las cejas, la barba y las patas deben ser de color muy claro, casi blanco pero siempre
siendo “pimentadas”; la cara presenta una máscara obscura que realza la expresión.

Anteriormente, el Schnauzer Gigante se podía encontrar en negro, sal y pimienta, negro y cobre, rojo, café, y amarillo
con máscara negra; la variedad era tal, que en el año de 1923 en Alemania, nacieron diez cachorros de seis colores
diferentes dentro de la misma camada. En la actualidad, sólo existen el negro y sal y pimienta para esta raza.        

E l caso del Schnauzer Miniatura es similar, ya que en sus inicios se podían encontrar ejemplares hígado y cobre, y
blancos con marcas negras, además de los colores que se conocen actualmente: negro, blanco, sal y pimienta, y
negro y plata.

Después de la Segunda Guerra Mundial, existía un mayor número de ejemplares sal y pimienta que negros,
situación que poco a poco se fue invirtiendo hasta que el color negro llegó a ser el más popular de la época.
Mientras tanto, a la combinación de negro y plata se le consideraba como un defecto genético en los Schnauzers
sal y pimienta, porque los perros que la presentan, tienen colores sólidos: gris casi negro y plateado, que a pesar
de seguir el mismo patrón de color claro en las cejas, barba y patas, y oscuro en el resto del cuerpo, no cuentan con
la característica del pelaje “pimentado”.

Así también, el tema de la aceptación de los Schnauzers blancos desataba grandes controversias, hasta que
finalmente, ambos fueron reconocidos en el año de 1968 por el Pinscher Schnauzer Club de Alemania. Este color
que podemos apreciar en las exposiciones, según los estudios de Tarlton, se origina a partir de los pinscher
miniatura rojos que se utilizaron para crear el tamaño miniatura. Posiblemente más de esos genes se pudieron
añadir posteriormente a través de cruzas con poodles o pomeranias. Ambos tienen la misma fórmula genética.
Aún así, países como los Estados Unidos, Canadá, e Inglaterra siguen considerando al color blanco como una falta
en las exposiciones.

En los paises donde el blanco está prohibido, el gene portador se ha seleccionado para ser retirado de la críanza
durante generaciones.

Un Schnauzer blanco no es un perro albino, ya que sus ojos, su nariz y sus uñas deben ser negros; el color blanco
aparece debido a un gen recesivo, el cual se encuentra presente desde los orígenes de la raza, debido a las cruzas
realizadas; sin embargo, los países que hoy en día no lo reconocen, argumentan que se trata de un retroceso en el
desarrollo de la raza, ya que desde el principio, la meta era obtener una versión reducida del Schnauzer Estándar,
tanto en temperamento y forma, como en color.

Muchos piensan que el color blanco crea problemas en el ojo y el oído. Esta información es errónea. La sordera y la
ceguera que en ocasiones se relacionan con el color blanco, en otras razas, en el Schnauzer nada tiene que ver,
pues, como mencionamos anteriormente, éste no debe ser un perro albino.


Esta información ha sido tomada de la website de: Perros de México
Orígen del color del pelaje
as

CLAUDIA ALTAMIRANO
CRIADORA


delorano@icloud.com
Tel. 5808 0458


CONDADO DE SAYAVEDRA, ESTADO DE MEXICO